Un año de las Vocaciones Oblatas

Carta del Superior General, p. Louis Lougen, OMI

Queridos Hermanos Oblatos, y todos nuestros Hermanos y Hermanas asociados al Carisma Oblato,

¡Feliz Fiesta de la Asunción de Nuestra Señora!

En el curso de estos últimos años, las voces de muchos jóvenes oblatos de las diferentes Regiones de la Congregación, con una pasión viva y grande por nuestro futuro, expresaron claramente a los miembros del Gobierno Central que querían ayuda y guía en la renovación del ministerio de invitar a nuevos miembros para que se unan a nosotros. Expresaron su amor por nuestro carisma y el deseo de invitar a nuevos miembros, a menudo frente al desánimo y a la crítica de compañeros Oblatos que simplemente aceptan e incluso justifican la falta de jóvenes interesados en la vida religiosa misionera.

Algunos Oblatos mayores, igualmente, pedían un renovado compromiso con el ministerio vocacional. Expresaban su profunda fe en la capacidad de Dios para aumentar el número de vocaciones incluso en las situaciones más difíciles. ¡Recuerden el episodio en el que Moisés golpeó la roca! Están convencidos de que la acción del Espíritu aún empuja a los jóvenes a comprometerse en el seguimiento de Jesús como Misioneros Oblatos de María Inmaculada.
A la luz de estas voces, el 8 de diciembre de 20l3, dirigí una carta a la Congregación sobre el ministerio de las vocaciones. Los Oblatos se sintieron respaldados para llevar adelante la promoción de una conciencia vocacional. Uno de los primeros frutos de este movimiento del Espíritu fue el Año Vocacional 2015/2016 celebrado en América Latina. Ésta ha sido la primera Región de nuestra Congregación, y la única hasta ahora, en patrocinar un año vocacional y en organizar un congreso para toda la Región. ¡Felicidades!

Otro fruto ha sido el primer congreso vocacional para toda la Congregación celebrado en Aix el pasado mes de julio con 32 oblatos llegados de todo el mundo. El tema fue hermoso y significativo: “‘Ven y Verás’ (Juan l, 39): Centrándonos en la Alegría y Generosidad de Nuestra Vida Oblata.” Los miembros del Congreso invitaron a la Congregación a dedicar un año entero al tema de las vocaciones oblatas. Este momentum del Espíritu fue recogido por el Capitulo General de 2016 que aprobó una recomendación para el Gobierno Central recién elegido: “Declarar un Año para las Vacaciones oblatas en el presente mandato, (al como recomendaba el Congreso sobre las vocaciones oblatas. ” (Artículo 28.4, pág. 32 ACTAS, Versión española).

Como respuesta a esta llamada del Capitulo general, anuncio el “Año de las Votaciones Oblatas” del 8 de diciembre de 2017 al 25 de enero de 2019. El tema es el mismo del Congreso de vocaciones de 2016: “‘Ven y Verás’ (Juan l, 39): Centrándonos en la Alegría y Generosidad de Nuestra Vida Oblato.”